SCJN debe pronunciarse en contra de participación del Estado mexicano en políticas migratorias inhumanas

  • A dos años de Protocolo “Quédate en México”, SCJN tiene la oportunidad de hacerlo mejor.

Ciudad de México, 29 de enero de 2021.- Hoy, a dos años de la entrada en vigor del Protocolo “Quédate en México”, llamamos nuevamente a las y los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a pronunciarse en contra de la participación del Estado mexicano en políticas migratorias y de asilo inhumanas, degradantes y contrarias a nuestra Constitución y política migratoria. Tenemos, tienen la oportunidad de hacerlo mejor.

El Protocolo “Quédate en México”, obligaba a solicitantes de asilo en Estados Unidos a esperar la resolución de sus casos en territorio mexicano. Del 29 de enero de 2019 a diciembre de 2020 más de 70 mil personas, se estima que 42 por ciento son mujeres y 33 por ciento niñas y niños, fueron devueltas a los estados del norte del país.

En una evidente presión por parte del entonces gobierno de Donald Trump, el gobierno mexicano aceptó dicha política. Prometió brindar protección a las personas, no cumplió. Al abandono de esa población con necesidades de protección internacional se le sumaría la violación de la Constitución mexicana y del principio de no devolución amparado en el derecho internacional.

Desde 2019, organizaciones de la sociedad civil de México y Estados Unidos interpusimos diversas acciones jurídicas para frenar esa política. No fue posible. El 20 de enero de 2021, el nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó una orden ejecutiva para ponerle fin, ya que atenta contra la dignidad humana y el debido proceso para solicitantes de protección internacional. Un paso importante pero no el único ni el que revertirá los impactos en la vida de miles de familias bajo “Quédate en México” que son secuestradas, violentadas e intimidadas. Ahora, le toca al gobierno mexicano colaborar para revertir esa política y facilitar la información y el apoyo humanitario para que las personas con casos abiertos puedan llegar a sus citas y entrar a Estados Unidos para continuar con sus procesos legales.

Como parte de las acciones jurídicas en México para frenar esa política, el 4 de abril de 2019 el Instituto para las Mujeres en la Migración, AC (IMUMI) en coordinación con el Programa Universitario de Derechos Humanos de la UNAM promovimos un amparo (302/2020) contra la participación del Estado mexicano en una política migratoria violatoria de derechos humanos y de nuestra Constitución. Esta acción fue escalando y llegó, en febrero de 2020, a la primera sala de la SCJN donde las y los ministros revisarían la importancia de que las políticas mexicanas migratorias y de asilo tengan una perspectiva de derechos humanos y de género. El amparo continua en revisión ante el tribunal superior.

En el amparo promovido se establece como el Instituto Nacional de Migración, la Secretaría de Gobernación, la Secretaría de Relaciones Exteriores y el Instituto Nacional de las Mujeres incurrieron en diversas omisiones sobre sus obligaciones en materia de derechos humanos y perspectiva de género en el Protocolo “Quédate en México”. Cabe señalar que el día de hoy, nuevamente entregamos diversos amicus curiae ante la SCJN.