23 de Marzo 2017

 

 

+ Dos reencuentros motivan a madres de migrantes

Finalmente madre e hijo se fusionaron en un abrazo, con el cual acabaron siete años de incertidumbre y desvelos para doña Narcisa Gómez, quien no veía a su vástago desde que este tomó rumbo a Guatemala y que al llegar a México no supo más de él. “Lo más duro es no saber qué sucedió con mi hijo, no saber si aún estaba vivo o estaba muerto. Ahora lo tengo aquí, a mi lado”, expresó la afortunada progenitora que trajo de regreso a su hijo y formó parte la novena Caravana de Madres Centroamericanas con Hijos Migrantes Desaparecidos en México.
Fecha: 24 de diciembre de 2013 / Fuente: El Nuevo Diario

Leer más...